“Si uno se niega a recordar sus sueños, uno se niega realmente a encarar su propia existencia.”
Fritz Perls
Solo tú puedes convertir en realidad tus sueños.

Pasos para convertir tus sueños en realidad.


1.- Reconocerlos.

El primer paso para poder materializar tus sueños es reconocerlos, saber que están ahí, esperando que les hagas caso y que te pongas a trabajar en ellos.

Si ahora te parece que no estás teniendo ningún sueño, conecta con tu niña interior, respira, conversa con ella y recupera esos sueños que tenías cuando eras pequeña. Ellos están ahí esperando que los rescates del olvido.


2.- Vibra y emociónate con ellos.

Después de reconocer que están en tu vida, es el momento de sentir la ilusión y el entusiasmo que van a permitirte planificar y convertirlos en realidad para disfrute tuyo y de tu entorno.

Dedícate un rato cada día a pensar en ellos, a imaginar cómo te sentirás cuando consigas hacerlos realidad, quién estará contigo celebrando tu logro, qué olores y qué sonidos habrá allí, etc. Cuantos más detalles consigas recrear, más podrás acercarte a la consecución de tu sueño.


3.- Escribe todo lo que creas que necesitas para llevar a cabo tu sueño.

No hace falta que lo escribas por orden, se trata de que dediques una o dos tardes a hacer una lluvia de ideas de todo lo que creas que vas a necesitar: conocimientos, capital, personas que colaboren contigo, material físico, tiempo de dedicación al día, etc. 

En esta fase no importa si en estos momentos cuentas con ello o no. Ahora se trata de saber lo que necesitas. Incluso si sientes que te bloqueas, busca información que te pueda servir de asesoramiento.

Una vez que consideres que tu lista está terminada, déjala reposar un par de días.


4.- Concretando objetivos.

Ahora que ya tienes claro qué necesitas y a quién vas a invitar a participar en este proyecto es el momento de empezar a concretar cómo vas a llevar a cabo las tareas que vas a realizar.

Distribuye en orden cronológico de realización todo aquello que tienes en la lista; esto incluye las personas con las que vas a contactar y para qué.

Por ejemplo:

El lunes 10 de mayo, llamaré a las personas siguientes:

  • A las 10:00 horas a Susana para proponerle que colabore conmigo en tal tarea.
  • A las 12:00 horas a Nekane para pedirle que sea mi asesora en tal tema.
  • Etc.

Utiliza una hoja del tamaño DIN A4 para cada persona. Allí vas a hacer como una ficha. En primer lugar vas a escribir su nombre completo, su número de teléfono y correo electrónico. A continuación anota para qué vas a solicitar su colaboración y las preguntas que consideras importantes hacerle.

Toma nota de sus respuestas y, antes de dar por terminada la conversación, propón un día y una hora para una reunión personal.

Cuando hables con ellas ten a mano un resumen esquemático de tu proyecto para poderles explicar de manera breve y entendedora en qué consiste y qué necesitas de ellas.

El día de vuestro encuentro personal será el momento de entregarles en mano un dossier con toda la información detallada de tu proyecto.

Más objetivos que puedes marcarte:

El martes 11 de mayo a las 10:00 horas pediré cita en la administración para que me informen de los pasos que tengo que hacer para llevar a cabo mi proyecto.

El miércoles 12 de mayo a las 8:00 de la mañana diseñaré mi página web para que las personas que se ocupen de hacerla tengan todo el material que necesiten.

Etc. Por supuesto esto es solo un ejemplo, cada proyecto es distinto.


5.- Mantener el entusiasmo y el enfoque correcto.

Siempre que empezamos un proyecto lo hacemos con entusiasmo, sin él no sería posible iniciarlo.

El problema con el que se encuentran muchas personas es que, a las pocas semanas de haber comenzado, el entusiasmo decae y poco a poco todo el proyecto va decayendo hasta que se abandona.

Por eso es tan importante rodearte de las personas adecuadas, de tener fijados unos objetivos con fecha que te permitan ir avanzando día a día en el proyecto y tener siempre el enfoque puesto en tu llegada a la meta, que será cuando ese sueño se haya convertido en realidad.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *