El cuento de hoy es de Chan Kuo T’se (“Los cuentos fantásticos de China”). Es un cuento corto que nos enseña que la inteligencia y la astucia son más importantes que la fuerza, que una persona no es menos válida que otra por el simple hecho de ser más pequeña o de apariencia más débil.

Empodérate y no te des por vencida.

En un bosque de China, un tigre perseguía a un zorro para darle caza. Cuando el zorro vio que estaba a punto de ser alcanzado, se detuvo y le dijo al tigre con tono autoritario:

  • ¡No te atrevas a hacerme daño! Si lo haces, los dioses del cielo se enfadarán contigo, puesto que ellos me hicieron jefe de todos los animales.

El tigre, primero se sorprendió pero luego se echó a reír. El zorro continuó diciendo:

  • Voy a demostrártelo. Vayamos a pasear por el bosque, yo iré delante y tú detrás mío, así te asegurarás de que no voy a escaparme, y verás que todos los animales huyen en cuanto me ven.

El tigre accedió, ¿qué tenía que perder?

Conforme iban avanzando por el bosque, el tigre comprobó que absolutamente todos los animales salían corriendo y dejó marchar al zorro para no enfadar a los dioses, sin caer en la cuenta de que, evidentemente, de quien huían los animales no era del zorro sino de él.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *