Los filósofos y el plato de lentejas.

El cuento corto que os presento hoy es de Tony Mello y trata de dignidad y autosuficiencia, aunque no está exento de controversia.

Estaba el filósofo Diógenes de Sinope comiendo lentejas cuando le vio el también filósofo Aristipo de Cirene, que vivía confortablemente a base de adular al rey.

Entonces le dijo Aristipo:

  • Si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer estas miserables lentejas.

A lo que replicó Diógenes:

  • Si hubieras tú aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey.


No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *