«¡Han comprado una trampa para ratones!» exclamó pidiendo ayuda a sus amigos.

Esta historia habla de solidaridad y ayuda; de ser empáticos, porque el problema que afecta hoy a uno solo, mañana puede ser el de todos.

Había una vez un ratón que vivía en una granja.

Una mañana, desde uno de sus escondrijos, vio al granjero sacando algo de un paquete: ¡una trampa para ratones! Asustado, corrió hacia el establo buscando ayuda.

  • ¿Dónde vas con tanto miedo? -le preguntó la gallina.
  • ¡Los granjeros han comprado una trampa para ratones! -respondió.
  • ¡Qué mala suerte tienes! Pero eso a mí no me preocupa -dijo la gallina despreocupándose.

El cerdo, que los había oído, con su risa ronca dijo “eso a mí tampoco me preocupa”.

  • ¡Los granjeros han comprado una trampa para ratones! -dijo el ratón a la vaca, para que le ayudara.
  • No es mi problema y no me preocupa -respondió, y siguió pastando indiferente.

El ratoncillo estuvo todo el día escondido, asustado y triste.

Por la noche se oyó un ruido seco. La mujer del granjero se levantó rápidamente diciendo “ya hemos cazado al ratón” mientras iba a la cocina. Tan rápido iba, que no vio que la trampa había pillado a una serpiente venenosa por la cola, que, enfurecida, le mordió el pie descalzo.

El granjero llevó a la cama a su mujer y llamó enseguida al médico. Pensó que, mientras le esperaba, a su mujer le iría muy bien tomar una taza de buen caldo, así que mató a la gallina para hacerlo y se lo dio. El médico la visitó y dijo que sólo cabía esperar y hacer reposo.

No le bajaba la fiebre y no mejoraba, y la familia y amigos fueron a visitarla, por lo que, para agradecerles la visita, el granjero tuvo que matar al cerdo para darles de comer.

Al final, la mujer empeoró y murió. Mucha gente fue al funeral, y el granjero, agradecido, sacrificó a la vaca para darles de comer a todos ellos.

El ratoncito lo presenció todo con enorme tristeza desde su ratonera.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *