«Para poder cruzar el océano, hay que tener la valentía de perder de vista la costa.«
Cristóbal Colón
Haz cosas distintas si quieres cambiar tu vida.

Nuestro cerebro es bastante ahorrador. Él, lo que hace es automatizar las acciones que más repetimos para que las hagamos sin tener que pensar; pero esto también hace que te acomodes cada vez más a estilos de vida que no siempre te resultan favorables.

Tomar consciencia de ellos y plantearte cambiar esas acciones repetidas en el tiempo, y que ya se han convertido en un hábito, es imprescindible para poder transformar tu vida.

Observa qué hábitos no saludables o limitantes tienes instaurados en tu vida cotidiana y planifica el empezar a cambiarlos progresivamente por otros favorables para ti. Nuevos hábitos que te empoderen y te lleven donde deseas estar.

1.- Escribe en tu cuaderno una lista de hábitos que tienes instaurados y que desearías cambiar.

2.- Repasa la lista, numéralos empezando por los que te resulten de más fácil a más difícil de cambiar para ti, y elige uno. Te recomiendo que escojas el primero de la lista, aquel que sientas que te resultará más fácil cambiar, ya que esto te va a dar más fuerza y ánimo para ir cambiando los siguientes, porque al empezar por el que menos te cuesta, comprobarás que puedes cambiar poco a poco y, al ver los resultados positivos que obtienes al haber transformado este hábito, te apetecerá seguir con los demás de la lista.

3.- Escribe en una hoja de papel lo que te aporta mantener este hábito y lo que te aportará en el futuro seguir con él; y en otra hoja escribe los beneficios que vas a obtener con el nuevo hábito.

Ten en un lugar visible esta última hoja, en la que has escrito las ganancias que vas a conseguir cuando transformes este mal hábito por otro bueno.

4.- Escribe qué pasos te comprometes a hacer para ir cambiando un hábito por otro. Es importante que pongas fecha y una breve descripción.

5.- ¡Muy importante! Pon el día y la hora en la que darás el primer paso que te va a llevar a esta transformación.

6.- Persevera y persevera. Cuando sientas que tu cerebro ya ha automatizado este nuevo hábito ya puedes seguir con el segundo de la lista y así sucesivamente.

Ten en cuenta que te va a resultar más fácil y rápido cambiar algunos hábitos que otros, así es que no te centres tanto en el tiempo que vas a tardar en lograrlos cambiar y céntrate en llegar a la meta que te has marcado.

Muchas gracias por leerme.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *