La respuesta está en tus manos.

La historia de hoy habla de que cada uno es responsable de su vida y de la solución a sus problemas, no hay que victimizarse ni culpabilizar a los demás.

Se cuenta que un sabio de la antigüedad tenía la respuesta acertada para todas las preguntas que se le hacían, y era famoso por ello.

Un día, un joven que le envidiaba quiso ridiculizarlo. Para ello tomó un pajarillo entre sus manos con la siguiente intención: preguntarle si el pajarillo estaba vivo y si respondía que sí apretaría las manos y lo mostraría muerto; si la respuesta era no, separaría las manos y lo dejaría volar. «Diga lo que diga, equivocaré su respuesta», pensó.

  • Buenos días, buen sabio. Tengo un pájaro entre mis manos. ¿Usted cree que está vivo? -le preguntó el joven.

El sabio miró al joven y, con mucha tranquilidad, le contestó:

  • Buenos días, muchacho. La respuesta a tu pregunta está en tus manos.

La respuesta está en tus manos.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *