“No luches contra el miedo irracional, hazte su aliado y no luches en contra.”

Janet Recasens

Para poder ser superado, un miedo irracional primero debe ser reconocido y aceptado pero nunca ignorado o negado.

Cuando digo que mires de frente a ese miedo irracional y te alíes con él, es una manera de decir que en el momento en que lo reconoces y lo aceptas puedes empezar a deshacerte de él; pero si lo niegas y te resistes, entonces este miedo crece y acaba condicionando tu vida.

Aunque lo he comentado muchas veces, quiero volver a repetir que hay un miedo que nos interesa tener porque es el que nos protege y nos alerta de peligros reales. Gracias a ese miedo todavía existimos como especie; el problema viene cuando los miedos son fabricados por nuestra mente alimentados por creencias limitantes, malas experiencias infantiles, etc.

Este es un miedo irracional que acostumbra a limitarnos y a condicionar nuestra vida hasta el punto que puede llegar a provocarnos problemas de salud a causa del estrés y la ansiedad continuados a que nos somete.

Nuestra mente quiere evitarnos sufrimiento y con esto, lo que hace a menudo es esconder este miedo, ignorarlo, evitar todas las situaciones que impliquen reconocerlo y aceptarlo para evitarnos peligros, pero el verdadero peligro está en esta evitación del miedo.


Maneras de gestionar estos miedos irracionales.

  • Habla de tus miedos irracionales con personas de confianza.

Compartir tus temores con personas que sepan escucharte sin juzgarte ni burlarse de tus miedos es algo muy importante. Al hablar de ellos podrás mirarles de frente, reconocerlos, aceptarlos y dejarte acompañar por personas que te ayuden a superarlos.

  • Diseña un itinerario para vencer esos miedos.

Ahora tienes uno o más miedos que te parecen insalvables y, si quieres liberarte de ellos de un plumazo, pues, te resultará muy complicado y lo más probable es que desistas. En cambio, si organizas un plan para realizar pequeñas acciones cada día destinadas a superar un trocito de este miedo, casi sin darte cuenta lo tendrás superado. Entonces será cuestión de trabajar en el siguiente y así correlativamente. Es importante tener en cuenta que necesitamos enfocarnos en superar un solo miedo cada vez.

  • Pide ayuda profesional si ves que no logras avanzar.

A veces esos miedos están tan enraizados en nuestro cerebro que nos resultan muy difíciles de superar; no dejes pasar ni un minuto más sin decidir hacer algo para vencerlos; si no puedes sola, pide ayuda profesional. 

Entre seis y ocho sesiones de coaching son suficientes para que puedas gestionar estos miedos.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *