“Cada uno tiene la responsabilidad de orientar su vida hacia lo que quiere.”
Fritz Perls
Tienes más poder sobre tu vida del que crees.

Cuando estamos en una situación de insatisfacción en cualquier aspecto de nuestra vida es el momento preciso para que tomemos acción y demos la vuelta a aquello no nos funciona bien.

Valorar qué estamos pensando y qué hábitos tenemos adquiridos sobre ello es el primer paso para mejorarlo. Es muy importante, pero no es suficiente.

Una vez hemos hecho un análisis, lo más detallado posible, de todo lo que esté relacionado con este aspecto de nuestra vida que necesitamos y, sobre todo, deseamos cambiar, es el momento de decidir qué acciones vamos a realizar a partir de ahora mismo para empezar el camino que nos va a conducir a lograr el cambio que deseamos.

Me gustaría comentarte que cuando algo en nuestra vida nos pide a gritos un cambio y no estamos atentas a las señales o las ignoramos, la vida misma nos va a “obligar” a cambiar. ¿Cómo? Pues, a veces, un poco a lo bruto porque como se ha dado cuenta de que no nos enteramos, así se asegura que nos daremos por aludidas. Es el caso típico de una persona que trabaja un montón de horas y que vive constantemente con un elevado estrés.

Ocurre que un día sufre una crisis de ansiedad, por ejemplo. Es una manera que tiene el cuerpo de decirle: “Reduce el ritmo que así no vas muy bien”; pero resulta que esta persona se toma un rescate o un relajante y continúa con su ritmo.

Aparentemente, la ansiedad se ha calmado, pero el factor que la ha provocado continúa al mismo ritmo. Así es que el cuerpo manda otra señal, esta vez un poco más fuerte, en forma de angina de pecho, como si dijera: “¡A ver si ahora te enteras y reaccionas!”

En este caso, sí acude a urgencias y empieza a tomar conciencia (o al menos esperemos que así sea) de que es vital para ella empezar a bajar el nivel de estrés y el ritmo de vida.

Esto ha sido solo un ejemplo, pero es importante comenzar a poner atención a los mensajes que nos manda nuestro cuerpo y empezar a hacer cambios cuando las señales son incipientes.

Así es que te invito a que tomes nota del punto en que te encuentras en los distintos aspectos de tu vida y tomes la decisión de empezar a cambiar aquellos que no están funcionando como tú desearías. Decidir realizar ese cambio y dar el primer paso para lograrlo es tu responsabilidad, de nadie más.

Tú puedes decidir si vas a continuar igual como hasta ahora o vas a darle un nuevo impulso a tu vida.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *