“No digas “No puedo” ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes.”
Facundo Cabral
Ten cuidado con lo que te dices constantemente

En nuestro inconsciente se encuentran una serie de mensajes que hemos ido recibiendo desde que tenemos uso de razón, o incluso antes.

Estos mensajes se van transformando, a base de recibirlos una y otra vez a lo largo de los años, en creencias. Las creencias pueden ser de poder o limitantes. 

Cuando los mensajes se convierten en creencias limitantes tenemos la certeza de que hay cosas que no podemos hacer; y ese es uno de los bloqueos más importantes que podemos sufrir las personas.

El inconsciente toma como verdades absolutas todos estos mensajes y, para ser coherente con él mismo, nos trae experiencias y personas que corroboran esta realidad que ha creado a base de creencias.

Ahora, como personas adultas, somos nosotras las que nos mandamos mensajes limitantes o de poder y todos esos que nos vamos repitiendo una y otra vez acaban construyendo nuestra realidad.

Por eso es tan importante que podamos ir revisando los pensamientos que tenemos sobre aquello que no acaba de funcionar bien en nuestra vida, para que, al ponerlos al descubierto, podamos enfocarnos en cambiarlos por un pensamiento de poder. Para que acabe funcionando como tal es necesario que nos enfoquemos en repetirlos una y otra vez durante el período de tiempo necesario para que nuestro inconsciente lo acabe integrando como una nueva creencia.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *