«La acción es la clave fundamental de todo éxito.»
Pablo Picasso
Sin acción no creamos nada.

Cada vez que tengas una idea que te entusiasme, empieza, sin demora alguna, a planificar cómo la vas a llevar a cabo.

Sería algo similar a un plan de empresa. Cuando planifiques la realización de tu proyecto, escribe todo lo que vas a necesitar, con qué recursos propios y de terceros cuentas, qué día y a qué hora vas a empezar a ponerte en marcha.

Qué vas a hacer y cuándo desde este momento hasta el logro de tu objetivo final. Comparte esta idea con personas que te empoderen y estén dispuestas a colaborar contigo (apoyándote, poniéndote en contacto con otras personas o trabajando a tu lado).

Enfócate cada día en tu meta final. Cómo te vas a sentir cuando veas materializado aquello que al principio solo existía en tu mente; visualiza cómo vas vestida, con quién hablas, quién te entrevista, cómo te felicitan, etc.

Y, cada vez que te asalte el miedo al fracaso o al qué dirán si esto no sale bien, dile a tu mente que, por favor, se calle porque ahora estás enfocada en tu éxito y no tienes espacio para nada más. Verás que cuantas más veces vayas callando tu mente, menos te va mandar mensajes de miedo y limitantes. Es una carrera de fondo, con obstáculos para salvar y que una vez superados te brindan más experiencia y más sabiduría.

Márcate los objetivos que vas a cumplir a diario para convertir tu sueño en realidad.

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *