«Las personas exitosas continúan moviéndose. Cometen errores pero no se rinden.»
Conrad Hilton
Rendirse es bajarse del tren antes de tiempo.

Me gustaría empezar este post con otra frase, esta vez de Albert Einstein que dijo: “Nada se mueve hasta que algo se mueve”. Y es que las personas, la naturaleza y la vida en general está hecha de movimiento, sea perceptible o no. Cuando te rindes, abandonas y cuando abandonas está todo perdido.

Muévete, mejor con objetivos planificados, pero aún si no lo has hecho, camina hacia la dirección de tus sueños o tus proyectos; sea como sea, no permitas que nada ni nadie te detenga.

Sea lo que sea lo que desees o necesites hacer, búscate una buena compañía para este viaje. Tienen que ser personas que te den la mano, que caminen a tu lado y que, cuando sientas que estás a punto de abandonar, te sostengan y te animen a seguir.

Cuando te rindes, te niegas todas las oportunidades que están allí fuera, a tu disposición, y que solo podrás ver cuando sales a buscarlas.

Sé, por experiencia propia, que a veces es muy difícil y que las fuerzas fallan; pero si perseveras y no te rindes, la oportunidad llega. Dependerá de ti aceptarla o no.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *