Esta historia nos lo responde: ser feliz es elección nuestra.

Una mujer profundamente insatisfecha le preguntó a la más anciana del lugar:

¿Cuándo conseguiré ser feliz?

– Cuando te canses -le respondió la anciana con dulzura.

¿De qué me tengo que cansar? -preguntó la mujer sin comprender a la anciana, y la anciana respondió:

Cuando te canses de preocuparte por el mañana.

Cuando te canses de compararte con otros.

Cuando te canses de recordar lo que pasó, lo que se fue de tu vida y lo que pudo haber sido.

Cuando te canses de querer ser diferente, de mirar con lupa lo que te falta.

Cuando te canses de resistirte, de batallar contigo misma y empieces a seguir los deseos de tu alma para dejar de sentirte frustrada.

Igual que una semilla se abre paso con fuerza a través de la tierra, cuando te canses nacerá en tu interior una decisión inquebrantable: la de ELEGIR SER FELIZ POR ENCIMA DE CUALQUIER OTRA POSIBILIDAD, como la semilla elige la vida.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *