El coaching, más que un entrenamiento, es entendido como una disciplina, un arte, un procedimiento, una técnica y, también, un estilo de liderazgo, gerenciamiento y conducción. Personalmente lo entiendo como “un proceso de aprendizaje”.

Leonardo Wolk

En ese proceso de aprendizaje debe haber un compromiso entre ambas partes.

Qué es el coaching según la ICF.

Actualmente podemos encontrar muchas definiciones sobre lo que es el coaching. Voy a compartir aquí la que da la “International Coaching Federation (ICF)” y que dice así: 

«El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional.»

Para mí, el coaching, además de ser un proceso de aprendizaje en el que la coach comparte herramientas y prácticas para que la coachee (cliente) aplique en su vida diaria, también es un compromiso entre ambas partes.


Sin compromiso, no hay ningún cambio de mejora.

Cada vez que realizo una primera entrevista gratuita con una persona que se ha interesado por mis servicios, hay un punto que es clave para mí. Siempre explico que yo doy el 200% de mí, pero que esto no sirve para nada si la persona no se compromete totalmente en su proceso de coaching. 

El cumplimiento de este pacto de colaboración entre ambas partes es lo que va a traer la evolución y la mejora de vida de la coachee.

Hay que tener en cuenta que nadie puede cambiar por nosotras, el trabajo para la mejora personal es individual, lo que hacemos las personas que nos dedicamos al coaching es acompañar, ayudar a descubrir la persona que hay dentro de cada una de nosotras, a sacar fuera todo el potencial que tenemos y a dar las herramientas adecuadas a cada persona y circunstancias para que pueda aplicarlas a su vida diaria.

Cada proceso de coaching es distinto y depende de cada persona y de lo que quiera trabajar en cada momento.


La fuerza de las preguntas.

Una de las herramientas que más utilizamos en los procesos de coaching es el de las preguntas abiertas, las que llevan a la reflexión y que “obligan” a nuestro cerebro a buscar soluciones. 

La coach hace las preguntas, pero las respuestas están dentro de cada cliente. Hay preguntas que se van a responder en la misma sesión de coaching, pero hay otras que requieren un tiempo para salir a la luz. 

Ejemplo de preguntas que hacemos en los procesos de coaching:

A mí, en el primer encuentro, siempre me gusta hacer esta pregunta:

  • Imagínate que hoy es el último día de tu proceso de coaching conmigo, ¿qué te gustaría haber conseguido?

Es una manera de que la persona piense en su meta final y de que pueda enfocarse en lo que quiere lograr. 

Ahora ya sabemos en qué punto se encuentra (le llamaremos A) y a qué punto quiere llegar (le llamaremos B). A partir de aquí, el trabajo del coach consiste en acompañar a su clienta para que alcance su objetivo, es decir, para que vaya del punto A al punto B y llegue a su meta con éxito; aunque esto solo va a depender de la coachee porque, tal y como he dicho antes, nadie puede hacer el trabajo de nadie, solo podemos acompañar, ayudar para ser perseverante para no rendirse antes de tiempo y enseñar herramientas que le ayuden a llegar al punto B, o sea, a su objetivo.

Otras preguntas serían:

¿Qué te impide estar donde te gustaría?

¿Qué puedes hacer hoy para empezar a dirigirte hacia tu meta? ¿Y mañana? ¿Qué tal si escribes en una libreta (mejor que en una hoja) los pasos que vas a dar a partir del momento en que llegues a tu casa hasta que consigas alcanzar lo que deseas?

También invito a que la persona dibuje en una hoja de papel este recorrido como si se tratara de un mapa del tesoro.

En el centro de la hoja invito a dibujar una isla a la que le ponemos el nombre del objetivo final. 

A partir de allí, se irán realizando líneas con paradas definidas, cada punto tendrá un nombre (una sola palabra) que indique el paso que se va a dar en ese momento. Cada vez que se realiza un paso, se tacha y nos enfocamos en el siguiente.

Es importantísimo tener este mapa del tesoro en un sitio bien visible para tenerlo siempre presente y sea más motivador.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *