«No puedes cruzar el mar simplemente estando de pie y mirando el agua.«

Rabindranath Tagore

Para tener resultados hay que pasar a la acción.

Si tienes una idea y deseas convertirla en realidad, tienes que ponerte manos a la obra. No puedes quedarte solamente pensando en ella.

Distribuye tu gran idea en varias acciones pequeñas y diarias. Cada una de ellas tiene que tener una fecha de realización y una tarea retadora, pero realizable.

Coge una libreta y destina una hoja por ambas caras para poner una breve descripción de lo que vas a realizar ese día, luego escribe la fecha completa, al final de la jornada y antes de acostarte, comenta allí cómo te ha ido, si lo has hecho o no.

Si resulta que no lo has hecho, no te riñas. Escribe qué ha pasado. ¿Te has puesto una tarea más complicada de la que podías hacer? ¿Te ha dado pereza? ¿Te has olvidado de hacerla?

Esto solo es para que lleves un registro de tus dificultades a la hora de realizar estos quehaceres y así puedas ir corrigiéndolas. Sería como un diario de a bordo de tu viaje.

Además, esto te va a servir de mucho para conocerte mejor y para descubrir tus creencias limitantes.

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *