«La mayoría de las cosas importantes en el mundo han sido logradas por personas que continuaron intentándolo cuando parecía que no había ninguna esperanza.»

Dale Carnegie

Nunca te rindas.

 

La perseverancia y la constancia son las claves para poder llegar hasta donde nunca nos habríamos imaginado.

No te conformes con el “casi lo logré” o con “un poquito más y lo hubiera conseguido”; porque esos “casi”, “un poquito más”, “por poco”, “cerca de lograrlo”, etc. te llevan a la frustración, a esa desagradable sensación de sentir que te quedaste a medio camino.

No te rindas, aprende de cada vez que algo no sale bien y mejóralo en el próximo intento. Así, de manera constante. Y siempre que lo necesites no dudes en pedir ayuda a quien pueda dártela.

Sigue siempre adelante y, sobretodo, ¡NO TE RINDAS!

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *