El cuento de hoy habla de la perseverancia, que debemos perseguir nuestras metas digan lo que digan los demás. “Sin prisa pero sin pausa”, como reza el dicho castellano.

Lo importante es avanzar hacia la meta. Da igual la velocidad, da igual lo que digan los demás.
  • Maestro, ¿no os sentís desanimado? Después de todo vuestro esfuerzo, apenas habéis conseguido nada.
  • Muchacho, te voy a contar la historia del caracol que subió a un cerezo: Un día de primavera, un caracol empezó a subir por el tronco de un cerezo, cuando unos gorriones se burlaron de él llamándole estúpido y preguntándole en tono de mofa si no sabía que en esa época del año todavía no había cerezas, a lo que el caracol respondió sin detenerse ni inmutarse: “Es igual, porque cuando llegue arriba ya las habrá”.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *