«Yo atribuyo mi éxito a esto: nunca di ni acepté ninguna excusa.»
Florence Nightingale

Las excusas nos sabotean.

 

Cuidado con las excusas, porque provienen de la parte más limitadora de tu mente.

Suponen las evasivas más eficaces para que no puedas llegar al éxito.

Cada vez que te enfoques en lograr algo, observa cuáles son tus excusas y aprende a desmontarlas. Cuestiónalas, ¿son realmente verdad, o existen solamente en tu mente?

¿Qué tal si contactas con alguien que no tenga esa excusa como algo real y le pides que te ayude a desmontarla?

Revisa tus excusas, descubre qué creencia limitante esconde detrás, desmóntala y sigue tu camino.

No permitas que algo irreal te impida alcanzar tus sueños.

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *