El poder divino de los hombres.

Esta historia habla del yo interior que todos tenemos y en el que nunca reparamos. Nuestra fuerza, recursos y poderes están en nuestro interior; si aprendemos a reconocerlos, valorarlos y usarlos, nuestra vida se transformará por completo.

Cuenta una antigua leyenda hindú que hubo una época en la que todos los hombres eran dioses. Pero debido al mal uso que los hombres hacían de su divinidad, Brahma, maestro de los dioses, convocó a sus ayudantes, dioses menores, con el fin de despojar a los hombres de su poder divino y esconderlo para que no lo encontraran.

Los dioses menores reflexionaron sobre dónde esconderlo e hicieron sus propuestas:

  • Enterrémoslo en la tierra, a mucha profundidad -sugirieron unos.
  • Escondámoslo en lo más profundo del océano -dijeron otros.
  • Depositémoslo en la cima de la montaña más alta -propusieron el resto.

Brahma replicó:

  • No puede ser ninguna de las tres porque tarde o temprano llegará un día en el que el hombre cavará tan profundo, se sumergirá tan hondo, o escalará tan alto que encontrará su divinidad.

Después se quedó en silencio, pensativo, y resolvió:

  • Esconderemos su poder divino en el interior de sí mismo, porque es el único sitio donde no se le ocurrirá buscar.

Desde entonces los hombres excavan, se sumergen y escalan buscando algo que está en el interior de ellos mismos.

Busca tu divinidad. El poder está dentro de ti.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *