“Uno nunca tiene miedo de lo desconocido, uno tiene miedo de lo conocido llegando a su fin.”

J. Krishnamurti

Es el miedo a perder lo que tenemos actualmente.

El miedo a perder lo que tenemos actualmente.

Una de las cosas que más nos impide avanzar hacia la dirección de nuestros sueños es que esto nos va a obligar a realizar cambios y a soltar cosas, personas y situaciones. Y esto es algo que a nuestro ego le aterra por varias razones, la principal es que él adora la zona de confort (que solo es confortable para el ego, para nadie más porque en esta zona no hay ningún tipo de prosperidad, todo lo contrario, hay estancamiento); en la zona de confort nuestro cerebro realiza las cosas de manera automática, sin ser consciente y sin tener que pensar; dicho de otra manera, nuestro cerebro se ha acomodado y esto le encanta.

Por eso, cuando nos ilusionamos con algo nuevo y distinto para nosotras nuestro cerebro empezará a mandarnos mensajes de censura o limitantes del tipo: “¿Qué haces? ¡A tu edad!”; “si haces esto puedes perder tu trabajo” y comienzas a enfocarte en lo que vas a dejar atrás y no en lo que va a llegar nuevo para ti.


El miedo es un factor muy limitante.

No hay que confundir ser prudente e ir avanzando progresivamente hacia el logro de nuevas metas, con el miedo que nos produce cualquier cambio.

La cosa está en que, nos guste o no, estamos en cambio constante y, o bien tomamos las riendas y planificamos estos cambios y los vivimos intensamente, o estamos condenadas a vivir siempre a merced del destino, como un barco sin timón que navega empujado por las olas del mar hacia un destino totalmente incierto.

Habitualmente el factor que más bloquea a la hora de tomar la decisión de realizar un cambio es el miedo irracional. Ese miedo que tenemos a que las cosas no salgan bien, a que luego las cosas estén peor de lo que están ahora; y eso es un grave error porque nos impide evolucionar, crecer, aprender y, por supuesto, a equivocarnos para seguir evolucionando, creciendo y aprendiendo.

El miedo limitante nos va a dejar a merced de las olas, vamos a ir de un lado para otro sin rumbo; cuando decidimos planificar nosotras los cambios y tomamos decisiones, asumimos el control de nuestra vida. Evidentemente habrá cosas que no podremos dominar, esas serán las que deberemos aceptar y aprender de ellas para seguir adelante.

Te invito a que no te dejes dominar por el miedo irracional y empieces a tomar acción sobre cómo vivir tu vida.

¡Tú decides!


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *