“Puedes ganar en los últimos momentos si nunca renuncias.”

Robert Forster

Persevera si realmente son tus sueños y no los de los demás.

Este título quizás pueda sorprender a las personas que me seguís habitualmente, ya que la mayoría de las veces siempre hablo de la perseverancia como una de las claves principales del éxito; pero como en todo, es imprescindible discernir cuándo perseverar y cuándo no.

La perseverancia junto a la disciplina son el gran motor que mueve la maquinaria hacia el éxito, pero también es importante saber cuándo tenemos que dejar estar aquello que nos forzamos a llevar a cabo sin que sea lo que realmente deseamos, sin que tenga nada que ver con nuestros sueños o nuestra pasión; sino que tiene que ver con lo que otras personas esperan de nosotras.

Así que lo más importante es plantearte seriamente para quién estás haciendo lo que haces. 

¿Es por y para ti? ¿Sí? Entonces, adelante. Persevera hasta que lo logres. Levántate cada vez que te caigas, poco a poco irás adquiriendo más experiencia y aprendizaje. No te pares ni permitas que nadie ni nada te frene.

¿Es para complacer a personas cercanas a ti o para cumplir con la sociedad? ¿Sí? Entonces replantéate todo lo que estás haciendo, deja a un lado esto que te está costando tanto de hacer y pregúntate qué es lo que realmente quieres hacer por ti. ¿Qué sueño o ilusión has dejado aparcado por los motivos que sean? 

Cuando lo tengas claro (te recomiendo que no pares de pensar o de escribir sobre ello hasta que lo descubras), entonces sí, ha llegado el momento de planificar el camino y de no parar hasta que llegues a tu destino. En esto sí que es importante tener disciplina y perseverar hasta lograrlo.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *