“La clave es tener compañía sólo de las personas que te elevan, cuya presencia saca lo mejor de ti.”

Epictetus

Rodearte de las personas adecuadas es muy importante para tu éxito y bienestar emocional.

Louise Hay decía que cuando te has caído en el pozo y alargas tu mano pidiendo ayuda para salir, te vas a encontrar con dos tipos de personas: las que te van a mandar con la fuerza de su mano más abajo o las que te van a permitir salir de allí.

Esto lo podemos extrapolar a nuestra vida diaria; por ejemplo, tenemos una idea y la compartimos con una persona del primer grupo. El tipo de respuestas que vamos a recibir por su parte serán del tipo: “¿Estás segura que esto es para ti?”; “esto es muy difícil, seguro que no podrás hacerlo”; “esto ya lo intentó mi hermana y le salió fatal, ni se te ocurra meterte allí”, etc.

Este tipo de comentarios hacen mella en nosotras y demasiadas veces acabamos haciendo caso de ellos y desistimos de hacer lo que nos estaba ilusionando.

Pero, ¿qué ocurre cuando lo compartes con personas del segundo grupo?; pues que te mandan mensajes del tipo: “¡Me parece genial! Sé que no siempre se logra, pero esto solo lo sabrás si lo intentas. ¡Cuenta conmigo!”; “¡Qué idea tan brillante! Aunque sé que es difícil, vale la pena intentarlo. Seguro que lo consigues. Estoy aquí para lo que necesites”; etc.

Rodearte de las personas adecuadas es mucho más importante para tu éxito y bienestar emocional de lo que parece a simple vista.


Cosas que te ayudarán a rodearte de las personas correctas para ti.

  1. Haz un test mental de cómo son las personas que están en tu vida.

Todas las personas pasamos por buenas y malas etapas y el hecho de que una persona esté triste o preocupada en algún momento de su vida no la convierte para nada en una persona negativa, sino en humana; pero cuando una persona todo lo que le comentas lo ve mal y siempre te expresa comentarios adversos a lo que le comentas, estás ante una persona negativa.

Empieza a valorar lo que más te conviene para tu bienestar emocional y tu crecimiento personal y plantéate seriamente apartarte de las personas negativas para conectar con otras positivas.

  1. Confía en tu instinto.

Que nos escuchamos poco es algo que tenemos bastante claro, y que nos irían mucho mejor las cosas si hiciéramos más caso a nuestro instinto, también.

Haz una lista de las personas que se encuentran en estos momentos en tu vida y ponlas en dos columnas distintas. En una escribe: “personas con las que me encanta compartir mi vida”, “personas con las que estoy por costumbre”.

No hace falta que te diga que te plantees seriamente la opción de dejar de relacionarte con las personas de la segunda lista. Repasa uno a uno los nombres y escucha qué sientes en tu corazón por esas personas y decide desde allí, desde tu corazón y desde tu amor hacia ti.

  1. Inscríbete en formaciones y clubes vinculados a aquello que te apasiona. 

La manera de rodearte de personas adecuadas para ti es conocer personas que sientan la misma pasión por las cosas que sientes tú.

Apuntarte a realizar formaciones sobre esos temas te va a conectar con personas que se encuentran en la misma onda.

Juntas, podéis acudir a clubes o sitios dónde se reúne la gente que comparte vuestras mismas inquietudes o, incluso, que ya ha logrado llegar a la meta que ansías. Ellas os pueden ayudar a lograrlo.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *