“Siempre te encuentras a una decisión de distancia de una vida completamente diferente.”
Anónimo
Crea tu mapa de ruta para alcanzar tus sueños.

Desear que tu vida cambie, soñar con ello y pensar en positivo, son un muy buen comienzo para que se produzca este cambio, pero para llegar al final que es el logro de este cambio, es imprescindible que tomes acción, ya que sino, todo quedará en un sueño no realizado.

Muévete para dirigirte a donde quieres llegar. Ayúdate de un mapa de ruta.

Ahora que ya has soñado lo que deseas, es el momento de planificar el camino que vas a seguir para que esos sueños se conviertan en realidad.

Para moverte en la dirección adecuada diseña el mapa que te va a permitir llegar a la meta deseada.

Es importante tener un mapa diario, otro semanal y otro anual. El hecho de enfocarte en el mapa que has diseñado va a conseguir, por un lado, que aproveches mejor tu tiempo, por otro que logres tus objetivos y, finalmente, sentir que tu vida es mucho más plena.

Qué debe contener tu mapa de ruta.

En primer lugar señaliza tu meta. Define qué quieres lograr y cuándo deseas conseguirlo.

Luego especifica el punto en el que te encuentras ahora mismo respecto a esa meta deseada. Pon la fecha de hoy al lado de esta.

A continuación diseña paso a paso el recorrido que vas a realizar para ir avanzando día a día en tu camino. 

Pon en cada punto la fecha de realización.

Cuando llegues al día número 7, párate y haz un repaso objetivo de la situación en que te encuentras respecto al camino marcado respondiendo a estas preguntas:

¿Estás siguiendo el ritmo diseñado? ¿Te has encallado en algo? Si es así, ¿Cómo vas a desencallarte? ¿Quién te puede ayudar? ¿Qué necesitas aprender para seguir avanzando?

Si lo ves necesario, revisa de nuevo la ruta y realiza las modificaciones que consideres necesarias. Retoma de nuevo tu camino.

No pierdas el norte.

Tal y como hacemos en los mapas geográficos, que tienen en un rincón el dibujo de una brújula para que sepamos dónde está el norte, dibuja en tu mapa una brújula y pon en el norte un dibujo o una fotografía de tu meta; luego, en los otros puntos cardinales pon cosas importantes que te van a permitir llegar a lograrla.

Ahora que ya sabes a donde quieres llegar y que has definido tu camino a seguir, mantente enfocada en tu meta y no permitas que nada ni nadie te distraiga.

Haz oídos sordos a los comentarios limitantes de algunas personas. No dudo que los hacen con toda la buena intención del mundo, pero los hacen desde sus miedos y sus limitaciones y eso solo te servirá para dejar morir tus sueños.

Enfócate en lograr alcanzar tus metas y quédate con las personas que te apoyan y te acompañan en este camino.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *