«Todo lo que siempre has querido está al otro lado del miedo.»

George Addair

Confía en la vida y atrévete.

 

Ya he hablado en otras ocasiones sobre el miedo racional (que es el que nos viene de fábrica y que nos permite defendernos o huir en caso de peligro real) y el irracional (que es el que se encuentra en nuestra mente y que, a pesar de no ser un peligro real, ella lo ve como tal).

Los miedos que nos interesa quitarnos de en medio son los miedos irracionales, porque ellos nos impiden avanzar en la dirección de nuestros sueños; se encargan de ponernos las piedras más enormes que existen, en nuestro camino.

Cuando desees hacer algo y sientas miedo, pregúntate:

¿Ese miedo que siento me va a salvar de morir o de sufrir algún daño, o me  quiere evitar pasar un mal momento al hacer algo nuevo para mi?

Todos aquellos miedos que no signifiquen un peligro para tu vida o para la vida de otras personas, no son miedos reales. Desmóntalos. Cuestiónate su validez. Y hazte otra pregunta clave:

¿Qué pasa si, a pesar de sentir miedo, lo intento? Y hazlo sin demora.

 

Artículos relacionados:

El miedo irracional y tres ideas para gestionarlo

¿Qué efecto producen los miedos irracionales?

 

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *