No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, si no la que responde mejor al cambio.

Charles Darwin

         Cambiar es una parte imprescindible para avanzar.

 

Y aun así, es algo a lo que le tememos mucho. Cuando nos vemos obligadas a realizar un cambio en nuestra vida, a menudo nos quedamos encalladas en el pasado y en por qué ha tenido que venir este cambio no deseado, pero estos pensamientos solo te conducirán a la angustia y al malestar.

Cada vez que aparezca un cambio en tu vida, pregúntate para qué ha llegado y cómo le puedes sacar provecho. Qué puedes hacer tú para obtener lo mejor que te aporta ese cambio. ¡Cuidado! No te estoy diciendo que sea algo que decidas hacer y que te resulte fácil; adaptarse a los cambios acostumbra a traer resistencias y miedos a los que hay que hacer frente. ¿Cómo? Pues observándolos y preguntándote qué significan.

Uno de los bloqueos más importantes a la hora de aceptar los cambios es porque nos enfocamos en las pérdidas que estos conllevan y nos cuesta mucho ver las ganancias que nos van a aportar.

¿Cómo aceptas tú los cambios? ¿Te atreves a coger las riendas de tu vida y empezar a planificar aquellos que necesites hacer para mejorar?

¿Necesitas ayuda?

Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *