“Si has cometido errores, incluso graves, siempre hay otra oportunidad para ti. Lo que llamamos fracaso no es la caída, sino quedarse abajo.”

Mary Pickford

Darse por vencido sin aprender ni intentarlo de nuevo es el peor error.

Michael Jordan, considerado por muchas personas como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, dijo:

“He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. Veintiséis veces, se me ha confiado para tomar el tiro ganador y lo he perdido. He fallado una y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito”.

Hay personas que se angustian cuando cometen un error porque tienen miedo a lo que la gente pueda pensar y decir de ellas y ese miedo lo único que hace es impedirles aprender y avanzar.

No temas equivocarte en las cosas que hagas, un fallo es algo que hacemos de manera totalmente involuntaria y en cada uno de ellos se esconde la oportunidad de mejorar lo que hacemos. 


Cómo puedes convertir los errores en aprendizajes.

  1.  Acepta y reconoce que te has equivocado.

En mi familia había la creencia que tenías que hacerlo todo bien y que si te equivocabas en algo era porque no valías o no estabas a la altura. Esto tuvo una influencia muy negativa en mí y, cada vez que empezaba un trabajo nuevo y, lógicamente, me equivocaba en algo, lo primero que intentaba no era corregir mi error, sino que nadie se diera cuenta de él.

Como te puedes imaginar esto significa un gran e inútil sufrimiento. Hasta que un día entendí que el camino del aprendizaje conlleva cometer errores y que, al obtener una lección de ellos, nos vamos haciendo personas más experimentadas y eficientes.

El día que comprendí esto y empecé a aceptar que equivocarse es aprender a través de la experiencia, se acabó para mí el sufrir inútilmente por mis errores y que, te recuerdo, es algo totalmente involuntario.

  1. Juega al “a ver qué puedo aprender de esto”.

Cada vez que te equivoques en algo (sobre todo en el caso de los errores más grandes), busca en la situación qué puedes aprender de ello, inténtalo vivir de la mejor manera posible. Sé que hay unos errores más graves que otros, evidentemente, pero si los reconocemos y vemos qué podemos aprender de ellos, estos cada vez serán más insignificantes.

Con esto lo que pretendemos es cambiar la idea que tenemos de los errores y pasamos a verlos como posibilidades para aprender, en vez de verlos como algo que nos señala como incompetentes.


Rellena el formulario y cuéntame en qué te puedo ayudar. Recuerda que la primera sesión es gratuita.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *